Semioptera wallacii | Wallace

El ave del paraíso de Wallace es conocida por tener una plumaje extremadamente raro como la variedad de colores en el mismo. Descubierta en 1859 por George Robert Gray. Se trata de la única especie del género Semioptera, siendo una de las aves del paraíso más llamativas de la familia, contando con singulares alas que dejan sin palabras a los curiosos amantes de la ornitología.

ave-del-paraiso-Semioptera.wallacii

¿Cómo es el ave del paraíso de Wallace?

Se trata de un ave del paraíso de tamaño medio, midiendo aproximadamente 28 centímetros de longitud, contando con un plumaje de color marrón oliva, con detalles que brillan en tonos azulados y violetas. Además, los machos poseen una especie de corona alrededor de la cabeza, con tonos violetas y un plumaje verde esmeralda que protege el pecho. La parte más característica de esta ave son sus plumas blancas, plumas que sobresalen del costado de los machos y que pueden mover al gusto. Por contraposición, la hembra posee unos tonos marrones y una cola más larga que la del macho

¿Dónde vive el ave del paraíso Semioptera wallacii?

El ave del paraíso de Wallace cuenta con dos subespecies, distribuidas en diferentes rincones de las islas Molucas. En primer lugar está el Semioptera wallacii wallacii, presente en las colinas y bosques de Bacan, y, por otro lado, está el Semioptera wallacii halmaherae, presente en los bosques y colinas de Halmahera.

Las alas del ave del paraíso de Wallace

Como hemos mencionado anteriormente, la característica principal de este ave del paraíso reside en sus alas, poseyendo unas singulares plumas blancas que nacen de ambos costados. Estas plumas, que puede moverlas a voluntad, las utiliza durante el cortejo, atrayendo a las hembras para reproducirse. Estas plumas están presentes únicamente en los machos, como sucede con muchas aves del paraíso, dando lugar a un gran dimorfismo sexual.

El canto del ave de Wallace

¿Está en peligro de extinción el ave del paraíso de Wallace?

Pese a ser única en su género la UICN la considera de preocupación menor. También es cierto que hoy en día su hábitat es cada vez más fragmentado. Como ocurre con otras aves del paraíso, estas también se alimentan de insectos, artrópodos y algunas frutas.