Saltar al contenido

Paradisaea rudolphi | Azul

El ave del paraíso azul o Paradisaea Rudolphi es un ave de tamaño medio y es condiserada una de las más bellas de la mayoría de pájaros. Fue descubierta por Carl Hunstein en 1884, y su nombe debe al principe heredero Rudolf de Austria.

Escandalosamente casi perfecta

Mide alrededor de 30 cm, tiene un aspecto negro negro-azulado, un pico blanco-azulado, iris marrón oscuro, patas grises, alas azules y anillo ocular blanco brillante. Como en la mayoría de las aves, esta especie presenta un diformismo sexual, en la que el macho destaca por sus colores como unas plumas azul violeta y canela en los laterales, y dos largas antenas de color negro en la cola. Por otro lado, la hembra presenta unos colores más apagados en su plumaje como el color castaño.

Un cortejo digno de ser contado

Hablamos de un macho polígamo que actua solo a la hora de cortejar a las hembras. Se exhibe colgado boca abajo en las ramas  y el óvalo negro de su pecho se engrandece y se contrae rítmicamente. Además, sus plumas azul-violeta se expanden hacia afuera como si fuera un abanico, moviendo su cuerpo hacia atrás y hacia adelante, y a la vez las plumas de la cola forman dos increíbles arcos hacía los dos lados. Se dice que mientras hace su actuación, vocaliza en voz baja pero resonante.

¡ATENCIÓN!

El ave del paraíso azul se considera una especie amenazada y vulnerable debido a la pérdida de su hábitat natural, pocos ejemplares y la caza excesiva por su hermoso plumaje. Esta se encuentra en la lista roja de la UICN de especies amenazadas.

¿Dónde la podemos encontrar?

La distribución de este ave se reduce al suereste de Nueva Guinea en montañas y bosques.

Sus sonidos

Los sonidos de la Paradisaea Rudolphi nos recuerda a un camión dando marcha atrás. Saca tus propias conclusiones: