Saltar al contenido

Paradigalla brevicauda | colicorta

¿Cómo es?

Esta especie es conocida como el ave del paraíso colicorta, proveniente de hábitats selváticos y una especie que solo se puede visualizar en Nueva Guinea.

Es un ave con plumaje negro, esbelto pico negro y con barbas azules y amarillas brillante delante de cada ojo. Es de un tamaño mediano y con una longitud total media de 23 centímetros de largo. No hay diferencias físicas notables entre el macho y la hembra,  la hembra tiende a ser un poco más pequeña, con un plumaje ligeramente mate y con barbas más pequeñas.

Sus alas son redondeadas.

Distribución

Esta ave es de carácter endémico, es decir, su distribución está limitada a un ámbito geográfico reducido y especifico. En este caso Nueva Guinea es el único lugar del mundo donde puedes encontrar aves del paraíso colicortas naturalmente.

Comportamiento

La fuente de alimentación de esta ave es parecida a cualquiera otra de su especie, siendo las frutas, semillas e insectos su principal dieta alimenticia. Pueden alimentarse del néctar de los árboles y vertebrados de poco tamaño, aunque principalmente frutas e insectos.

¿Cómo se reproduce?

Al principio se sospechaba que estas aves eran de carácter monógamo, pero se ha logrado demostrar su comportamiento polígamo.

Al igual que otras aves de su especie, esta ave posee un ritual de reproducción para impresionar y cortejar a las hembras. Debido a su naturaleza polígama, varias especies tienden a mezclarse y crear nuevas especies.

Conservación

Actualmente esta ave se encuentra en riesgo mínimo o bajo y es una preocupación menor.

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Paradisaeidae

Género: Paradigalla

Especie: Paradigalla brevicauda

Canto

El canto de los machos está especialmente desarrollado para transmitir su ubicación y atraer a diferentes hembras que puedan estar interesadas en su ritual de apareamiento.

Su rol en la deforestación

Estas aves, al igual que todas las aves del paraíso, tienen la ventaja de tener estómagos que no digieren las semillas con facilidad.

Este tipo de aves ayudan a reforestar o regenerar la forestación local. Son uno de los animales que más dispersan semillas, especialmente en Nueva Guinea donde son lo más importantes en este aspecto (aún más que los mamíferos).